Principios Básicos del Color

Atrapados

A continuación el principio de una nueva serie de posts relacionados con el diseño y temas varios que espero sirva de referencia para personas interesadas en involucrarse un poco con el mismo. Realmente son actividades que hago para la universidad y que iré adaptando a una versión para el blog más amigable. Pongo también referencias para que puedan investigar y hacer su propio criterio.

La primera entrada está relacionada con los principios del color bidimensional como menciona el título, para explicarse tomaré como referencia el siguiente diseño hecho en illustrator y que pueden descargar en el este enlace. Hay que tomar en cuenta que el diseño se encuentra seccionado en cuatro sectores.

DCV

Antes de continuar con la descripción de la dimensión del color, veamos la configuración de la forma y el diseño en general. Se emplearon tres contornos básicos: rectángulo, círculo y triángulo, cada uno fundamental como figura simple y plana que puede describirse y construirse fácilmente.

Luego está la interrelación de formas donde encontramos superposición entre cada una, dando como resultado una cadena de módulos en similitud a excepción de la segunda sección del plano donde se halla la monocromía y que bien podría definirse como una anomalía en el diseño, debido a que la unión del círculo y el rectángulo marca cierto grado de desviación en la composición.

Cada sección del plano está reflejada y dentro de cada módulo también encontramos una reflexión de la nueva forma sin perder la simetría. Asimismo, es importante mencionar la estructura activa compuesta por líneas conceptuales que interactúan entre cada módulo; en la primera sección se puede visualizar a los triángulos como una línea que desciende en zigzag hasta la segunda sección del plano; lo mismo sucede con los círculos.

  • Dimensión del Color

Existen tres dimensiones del color que pueden definirse y medirse. El matiz (hue) es el color mismo o croma, siendo lo tres primarios amarillo, rojo y azul, cada uno con cualidades únicas y fundamentales que lo representan. El amarillo es el color que se considera más próximo a la luz y el calor; el rojo es el más emocional y activo; el azul es pasivo y suave. Los colores también afectan nuestras emociones, los rojos, amarillo y naranjas tienden a excitarnos y los azules y verdes nos relajan. Investigaciones fisiológicas han revelado que bajo una luz roja nuestros cuerpos segregan más adrenalina e incrementan la tensión sanguínea y el ritmo de la respiración, además de que provocan un ligero aumento de temperatura, de modo que no es sólo una noción abstracta la que se asocia a los colores. En el diseño presentado se utiliza estos tres colores primarios con variaciones principalmente en el color azul.

La segunda dimensión del color es la saturación (saturation), también conocida como intensidad, que se refiere a la pureza de un color respecto al gris. El color saturado es el más simple, carece de complicaciones y es muy explícito. Está compuesto de matices primarios y secundarios. Los colores alcanzan una saturación máxima en su estado más puro y brillante; a medida que se hacen más neutros, disminuye el grado de saturación. En nuestro diseño los colores primarios utilizados tienen el mayor grado de saturación que se explicará más adelante.

La tercera y última dimensión del color es acromática. Se refiere al brillo (brightness), conocido a veces como esplendor, que va de la luz a la oscuridad, es decir, el valor de las gradaciones tonales. En la mezcla de pigmentos es posible modificarlo con la adición de negro o blanco según sea el caso. Lo mismo se realizó para la elaboración de esta actividad, en el segundo cuadrante del plano donde se encuentra la mencionada monocromía, es posible visualizar la gradación del color azul. Son infinitas las gradaciones potenciales, aunque existe un número finito de diferencias de valor que pueden distinguir los seres humanos.

18/365 Fundamentals

La rueda de doce puntos propuesta por Johannes Itten que se muestra en la imagen anterior es uno de los muchos modelos sugeridos para expresar la relación cromática. Los medios donde se emplean los pigmentos también resultan complementarios; los tintes de tejidos, vidrios o cerámica no producen el mismo resultado que la mezcla de pigmentos de pintura.

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 8.57.14 p.m.

En la actualidad es relativamente sencillo medir los valores de un color mediante programas o herramientas de diseño especializadas. Utilizando el modelo HSB (Hue, Saturation, Brightness – Matiz, Saturación, Brillo).

Se puede apreciar un ejemplo de su uso en la imagen de arriba, donde se divide el color azul de nuestro diseño en las tres dimensiones de color ya mencionadas. El matiz (221) azul representado por la diferente gama de colores de la primera barra; la saturación (100) es la más alta y pura representada en la barra del medio; y el brillo (91) del color respecto al negro en la última barra.

La herramienta recomendada para “separar” los colores por dimensiones es Adobe Kuler. El ejemplo de la imagen lo tienen en este enlace.

Por otro lado, la armonía de colores también se puede obtener mediante el uso de la rueda cromática, los colores análogos que se utilizan en la tercera sección son cercanos entre sí, resultado bello a la vista del ojo humano.

El color es parte fundamental en la comunicación visual, tiene un significado universalmente conocido y muchos otros valores que se le adjudican de manera simbólica. Es muy importante considerar los elementos presentados, ya que usualmente todos tenemos uno o varios colores favoritos que elegimos de nuestro entorno, pero eso no justifica que se desprecien otros.

Fuentes de Referencia:

  • Wong, W. (2011). Cap. 1 Primera parte. En Fundamentos del diseño (pp. 13-27). México: Gustavo Gili, S.A.
  • Dondis, D. A. (2011). Cap. 3 Elementos básicos de la comunicación visual. En La sintaxis de la imagen (pp. 53-82). México: Gustavo Gili, S.A.
  • Zelanski, P., Fisher, M. P. (2001). Cap. 2 Elementos básicos del color. En Color (pp. 13-22). Madrid, España: H. Blume.
  • Itten, J. (1992). El arte del color. Barcelona: Limusa.

Deja un comentario